Home Artículos Cambios indispensables en la ley de educación superior en Ecuador

Chasqui Digital

Twitcam
Artículos
Estudios

Derechos CIESPAL digital

Creative Commons License
Las obras contenidas en
este portal multimedia
estan bajo una licencia
Creative Commons
Consulte más

Cambios indispensables en la ley de educación superior en Ecuador

Un análisis desde la mirada de una comunicadora.

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
Coordinadora Formación Profesional del CIESPAL y docente universitaria
María del Carmen Cevallos
 


Descarga

Sin duda uno de los temas que mayor polémica ha generado en el Ecuador es la Ley de Educación Superior impulsada por la Secretaría Nacional de Planificación y Desarrollo, Senplades. Son las universidades privadas, en su gran mayoría las que están en desacuerdo con esta ley aduciendo “el control que el gobierno ejercerá sobre ellas”.
Desde la práctica, como docente universitaria de comunicación, un cambio cualitativo en la ley de educación superior es indispensable por varias razones. Primero, porque la calidad de la educación universitaria, muy venida a menos, en muchos casos sólo con un interés manifiestamente comercial, es uno de los factores claves que determina el nivel de profesionales que las universidades ecuatorianas forman y que en un alto índice no tienen fuentes de empleo.
En años pasados, al menos conozco dos casos concretos, dos universidades públicas ofertaron “doctorados en comunicación”, pero no de Ph D, sino para llamarse “doctores” con clases de un fin de semana por mes en un caso y en otro, semi presencial. Este es un reflejo de lo que pasa en la universidad ecuatoriana. Me pregunto ¿Es esto lo que queremos seguir viendo? ¿Estos doctores alguna vez han hecho proyectos de investigación científica? ¿Dónde los han publicado? Estas y muchas otras interrogantes nos llevan a la reflexión de por qué el cambio en la universidad ecuatoriana no sólo es necesario, sino que, es indispensable y urgente.
Por otro lado, la carencia de la investigación científica en las universidades es evidente. No sólo por la falta de recursos, aspecto al cual generalmente se alude, sino porque nos faltan recursos humanos de alto nivel formados en investigación; que dediquen parte de su tiempo a esta actividad para producir conocimientos y, además, porque no habido una decisión al interior de las universidades de otorgar un rol preponderante a la investigación.
Cabe, entonces decir que el cambio vale la pena y que evidentemente, cualesquier cambio a un sistema deficiente como el que actualmente tenemos, vale la pena apoyar ya que la universidad está constituida por muchos actores y que cada uno de ellos en su área respectiva deben empujarlo con conocimiento de causa, obviamente.
La evaluación interna y externa es uno de los elementos que ha permitido mostrar esa radiografía de la universidad ecuatoriana y visibilizar el caos que vivimos. Sin embargo, todo es perfectible y el proyecto puede ser mejorado, pero en lo sustancial será el inicio de una universidad de calidad.



Comentarios (0) Add Comment

Escribir comentario
corto | largo
 
 
password
 

busy
 

        

Visite también Revista Chasqui